dissabte, 18 d’octubre de 2014

Carta abierta a IUCM (y de rebote, a IU Federal y a EUiA)

Nota: Hace un tiempo que tengo este escrito entre los archivos de mi ordenador, pensando si mandarlo o no mandarlo. He esperado tanto porque para mí, esto es un ultimátum muy serio. Y me cuesta mucho dar este paso, pero ya no puedo más. Las noticias que recibo desde Madrid hoy me parecen tan desalentadoras que no me queda otro remedio. Ahí va. Esta es la carta que he mandado hoy a las direcciones de IU Comunidad de Madrid, IU Federal y EUiA. La comparto porque, si finalmente me veo obligado a dar el paso que me temo, le deberé una explicación a mis compañeros.


Buenos días,

Mi nombre es Ferran Jimenez y soy militante de Esquerra Unida i Alternativa. Me afilié en el año 1998 y actualmente soy miembro de su Consell Nacional y responsable de movimientos unitarios en mi asamblea local.

Les escribo porque, aunque milite en otra organización, indudablemente ésta e IUCM comparten un proyecto político y estratégico, así pues me siento parte de IU Federal y de IUCM, y lo que hacen ustedes me afecta, como militante y también como persona. En todos mis años de militancia ha habido muchos momentos en los que he repudiado acciones de mi organización, y otros en los que he estado tentado de pensar que ya había caído la gota que colmaba el vaso, que ya no me valía la pena seguir. Al final siempre me ha podido la responsabilidad, o la nostalgia, o la amistad de los compañeros, y he continuado trabajando y pagando la cuota. Pero lo que está pasando en Madrid no es una gota: es un chorro que no cesa.

Aunque técnicamente milite en otra organización, lo que ha hecho IUCM, lo que sigue haciendo, me mancha. A mi y a mis compañeros, y de forma indirecta, mancha todos los procesos colectivos en los que estamos inmersos para intentar cambiar la sociedad. Cada noticia, cada declaración, cada resolución tibia, cada no dimisión que se da en IUCM, es una piedra en el camino de la transformación social en todas partes. Y ya no lo aguanto. No puedo seguir siendo cómplice de una organización incapaz de aplicar internamente aquello que defendemos externamente: limpieza, transparencia, democracia, honestidad.

Me dirán que han echado a Moral Santín. Tarde y mal, sí, pero lo echaron. El caso es que con eso no basta, no basta en absoluto. Es, disculpen la comparación, como cuando el PP expulsa a Bárcenas y nos quiere hacer creer que con eso se soluciona todo. El problema de IUCM y sus impúdicas relaciones con el poder político y financiero no es cuestión de un solo hombre: es un problema de la cultura organizativa en la que se instaló una parte de la dirección, y para poder limpiar el nombre de esta organización (de toda ella) no basta con expulsar al ladrón: todos los que le ampararon, los que le protegieron, los que pusieron "la mano en el fuego", los que cerraron los ojos, los que defendieron la connivencia con las altas esferas como parte necesaria (¡y deseable incluso!) de la política de IUCM, los que crearon la estructura organizativa que permitió todo este desastre, deben dimitir o ser cesados de sus cargos, los tengan ahora en IUCM o en IU Federal. Sean o no sean culpables. Esto no es un tribunal de justicia, es una organización política. Aquí no hace falta haber cometido un delito para que te cesen, ¡faltaría más! Estas personas (no he dicho nombres, pero todos los tenemos en la cabeza, ¿verdad?) hacen daño a la organización, a toda la organización, con su permanencia en sus cargos, así que deben irse, y deben irse ya. Luego harían falta muchas otras cosas, un proceso de limpieza y regeneración total que nos permitiera dejar de escondernos cuando nos nombran a nuestra organización madrileña (o a su dirección, que la militancia y muchos cuadros de IUCM tienen mi respeto y admiración siempre). Pero para empezar, este "que se vayan todos" es imprescindible.

Así pues, quería anunciarles (y de paso a mis compañeros de IU y de EUiA) que de no producirse estas dimisiones o ceses en un plazo muy breve de tiempo, presentaré mi baja como militante. Sé que a ustedes poco les importará que se de de baja un desconocido de una organización catalana, ¡ya ves tú que drama! Pero quería hacerles saber, intentar hacerles comprender el daño que causan más allá de su territorio, y también creo que le debo, en el caso de baja, una explicación a mis compañeros de Catalunya, que ninguna culpa tienen de todo esto, pero rara vez la política es justa.

IU tiene una historia de la que me enorgullezco, unas raíces heroicas y la mejor militancia que existe. Pero muchos nos planteamos hoy si sigue siendo un instrumento válido para la transformación en este momento histórico. Que no demos el paso de decidir finalmente que lo mejor que se puede hacer con IU ahora es disolverla, depende, entre otras muchas cosas, de lo que hagan ustedes.

Muchas gracias por su tiempo,
Ninguna por su horrible, horrible gestión.

4 comentaris:

Anònim ha dit...

Enorme tu carta, inmensa, de verdad. Ojalá te escuchen no ya por IU -no soy militante de IU, sino solo ex-votante por las mismas razones que dices aquí -soy de Madrid- sino por el bien de toda la izquierda. Un solo dato o matiz a añadir: siendo de EUiA ¿no te planteaste lo mismo ante la corresponsabilidad de vuestros concejales en el Ayto. de Barcelona en el monstruoso caso del 4F? ¿No has visto Ciutat Morta?
Un abrazo,
Violeta

Anònim ha dit...

Bonita carta...como presumo que no se van a producir las dimisiones o ceses que demandas, me gustaría saber:

¿Qué plazo de tiempo ha de transcurrir para que cumplas tu palabra y te des de baja?

Aparte de lo de Madrid, no tendrá que ver también en tu deseo de darte de baja lo que está ocurriendo en tu pueblo Mollet del Vallés?

Creo que si cumples tu palabra tu baja es inevitable, espero que le des la máxima difusión porque en Madrid nada va a cambiar, y mucho me temo que en Mollet tampoco.

Un saludo
Antonio

el ferranet ha dit...

Gracias Violeta!
No he visto aun Ciutat Morta! Hemos quedado para ir a un pase que organizan el 25 de octubre, miedo me da.
Aquí en Catalunya hemos tenido muchas contradicciones, todas ellas marcadas por la relación con ICV: cada vez que ellos hacían políticas o acciones "de régimen" o "de casta" nosotros callábamos. De hecho, te voy a ser sincero: yo por este motivo ya pasé unos años alejado de EUiA, básicamente del 2006 al 2011, los años del tripartito y la burbuja. Volví con la crisis, las huelgas generales y el 15M, y desde entonces ha habido un cambio importante en EUiA, creo que para bien, y también creo que lo está habiendo en ICV, que aunque yo haya echado pestes de ellos en muchas ocasiones, y aunque aún tengan una estructura de partido de régimen que les lastra, y de rebote nos lastra a nosotros, gran parte de su militancia es "de los buenos" y con ellos quiero construir lo nuevo. En mi pueblo, por ejemplo, estamos creando un espacio unitario desde abajo, y la militancia de ICV está currándoselo como el que más.

Buenas Antonio,

¿Qué tienes muchas ganas de ver como me doy de baja? ;-) no sé quien eres, pero es lo que parece por el tono de tu comentario.

Desgraciadamente es muy probable que tengas razón. Pero como tampoco quiero ser injusto, dejaré un tiempo prudencial a ver como se desarrollan los acontecimientos. Primero esperaré a ver si recibo alguna respuesta de alguna de las direcciones a las que he enviado esta carta. También esperaré a ver qué decide finalmente la dirección de IUCM, y qué decide el Comité Federal de IU. Y con ese conocimiento, actuaré. ¿Eso pueden ser tres, cuatro semanas? No lo sé. En todo caso, ya lo he dicho al principio, esto no es una fanfarronada, lo he pensado mucho, y ya no hay vuelta atrás para mí, aunque me duela.

Lo que no entiendo -y sospecho que tienes muchas ganas de explicarme en una segunda respuesta- es tu comentario sobre Mollet. En Mollet estamos inmersos desde Junio (aunque la cosa viene de muy lejos ya) en un proceso unitario llamado la Crida per Mollet (puedes informarte aquí www.cridapermollet.cat) que está resultando ser una experiencia preciosa, de aquellas que te hacen volverte a ilusionar con la política.
Somos ya 215 personas apuntadas, que para mi pueblo es muchísimo, mucha gente joven, mucha gente nueva, toda la gente del 15M, la gente de la asamblea popular, la gente de los movimientos, las mareas... Hemos hecho ya dos asambleas con más de 100 personas participando, hemos hecho tres presentaciones en los barrios que han sido un éxito, tenemos 5 grupos de trabajo autónomos funcionando...

Total, que sí tienes razón en parte: me siento tan bien en la Crida (y en Guanyem BCN, por ejemplo) tan representado y tan a gusto, que lo comparo con lo otro y no aguanta. Y al existir la Crida, si me doy de baja no me tengo que ir a casa, tengo un espacio para participar políticamente en el que me siento útil. Es una de las razones por las que quizá estoy más dispuesto a dar el paso.

Marc ha dit...

L'únic que passa compi és que per netejar la merda calen mans i brazos que moguin l'escombra.
Igualment també sóc dels que crec que depén com evolucionin tots aquests guanyem EUiA com organització ja no tindrà sentit pq al no ser un partit al uso s'hauria de integrar dins aquest moviments de front amplis que no ha sapigut ser la pròpia EUiA.

Salut i ens veiem a les lluites!